Disfrutar de la mejor compañía, enamorarse del paisaje, saborear un buen café…

Romper rutinas, regenerar ilusiones, apreciar ese placer por las cosas insignificantes, recuperar la complicidad de un pequeño gesto, regalar una caricia o solicitarla con la mirada… Así debería ser la vida.

Nos encantan las celebraciones especiales

Contemplar la maravillosa inmensidad del mar

Tomar un café y recrearnos en su sabor

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *